Estoy aquí para acompañarte a dejar de sufrir y ser más feliz 

Creo que la felicidad plena y sin reservas está al alcance de todos. Para dejar de sufrir y ser más feliz sólo tienes que conectar con tu yo profundo.

Porque la FELICIDAD ya está en ti.

Sin embargo, el reto está en desprenderte de todo aquello que interfiere entre tu felicidad y tú y sólo te causa malestar y sufrimiento.

Esa es mi labor y estoy deseando ayudarte.

Porque cuando estás inmersa en el sufrimiento parece que no hay escapatoria pero, créeme, hay luz al final del túnel.  La felicidad es un estado interno al que se llega trabajando la perspectiva, los hábitos y los comportamientos.

Esta es mi experiencia de cómo consigo salir del sufrimiento y día a día me acerco más y más a la felicidad

Dejar de sufrir:  Se trata de un proceso muy concreto para que empieces a conocerte, a amarte, recoger tu responsabilidad. Es hora de poner en práctica todo lo que has leído sobre espiritualidad y desarrollo personal y hacerlo efectivo.

Vamos a ir al mundo del SER, de la presencia. Esto es lo que soy.

Ser más feliz: Una vez que tienes la claridad y has soltado el lastre que hasta ahora te ha oprimido puedes ocuparte de construir piedra a piedra la vida que quieres, elegir tus metas, tu futuro, desde la claridad y la paz.

Empezamos a HACER, a construir. Esto es lo que quiero.

Imagínate una vida donde no hay nada que desees evitar, nada de lo que desees huir

Percibes el sufrimiento y felicidad como contrapuestos. Quisieras estar siempre en el lado de la felicidad lo que ocurre es que cuando vives escapando de lo negativo hacia lo positivo, te encuentras huyendo. De esa manera no percibes las tonalidades del cielo, el canto de los pájaros. Tomas las decisiones partiendo del dolor y todo lo que deseas es el producto del intento de evadir ese dolor.

Estar vivas, colmarnos de vida significa ser capaces de recibir, contener y transformar lo que sea que la vida nos trae.

Sufrir no es sólo tener una depresión o estar al límite de una situación. Si ahora mismo consideras que este momento no es perfecto tal y como es, si piensas que “esto debería ser distinto” o si te dices a ti mismo que “si aquello pasara entonces serías feliz”… entonces, estás sufriendo… y huyendo.

Tenemos la tendencia a oponernos a lo que sucede, a lo que va pasando. Y esto lo hacemos constantemente. 

 ¿El haber estado en contra de que algo sucediese ha contribuido a que no ocurra?… En mi experiencia esto nunca ha sido así. En cambio, cuando me he opuesto a algo lo he hecho más fuerte. Y es que ya lo dice el dicho “lo que se resiste, persiste”.

Pon la realidad a tu favor

La verdad es que cada vez que luchas contra la realidad, sufres. Y es que al resistirte a lo que ocurre en el presente te niegas el momento a la vez que te dices a ti misma “cuando esto se arregle podré descansar y seré feliz” . 

 

Condicionas tu felicidad a que algún hecho futuro ocurra

Y caes en la trampa. En la confusión a la que te somete la mente. Te dices «seré feliz cuando termine la carrera, encuentre pareja…». Te desconectas de tu naturaleza sabia, del ser. Olvidas tu presencia, te ausentas del instante presente y te pierdes lo más importante y lo único que en realidad te pertence: TU VIDA.

¿Has experimentado alguna vez, cuando eras niña, o cuando te enamoraste, o cuando nació tu hija un estado de gozo total, de felicidad máxima?

En ese momento estás conectado y presente. Sientes felicidad cuando dejas de identificarte con tus pensamientos, creencias, emociones e instintos. Entonces sueltas todas las ideas acerca de quien eres y entras a experimentar la vida en sí misma desde tu verdadera naturaleza, no dual y amorosa.

De manera que la felicidad es el resultado de dejar ir, de soltar todo aquello que obstruye tu estado natural. 

Por ello, el primer paso para librarte del sufrimiento es aprender a observar y cuestionar tus pensamientos y creencias. Sólo así puedes ser consciente de tu mente confusa que niega lo que ocurre y se evade del ahora. 

Esto, además, supone un despertar: el darte cuenta de que aquello que experimentabas como sufrimiento es en verdad, un regalo. 

Es una transformación de la consciencia que te permite abrirte a la paz interior y al amor por lo que es. Y esto es lo que te ocurre: 

  • Deshaces la sensación de escasez y te sientes completa
  • Descubres que la verdadera paz es transcender los opuestos
  • Te liberas de emociones incómodas: frustración, miedo…
  • Te sientes más conectada contigo y con el mundo 
  • Dejas de reaccionar y respondes a lo que sucede con consciencia
  • Abrazas lo que hay y te quedas en el ahora

 Entonces te encaminas en la dirección en la que sientes satisfacción y alegría. Dejas de sentirte desdichada, impotente y te dejas llevar por las emociones positivas. Por fin no resistes tu propia felicidad, priorizas el cómo te sientes y fluyes con lo que te hace sentir mejor. Te permites conseguir lo que quieres.  

Para realizar este viaje profundo y espiritual has de trascender y abrazar tu sombra para conectar con tu presencia y corazón, la verdadera naturaleza en ti que siempre pareces eludir, aquello que siempre pareces olvidar. 

Esto no se logra en un día. Se trata de un proceso, de un camino a recorrer donde pueden haber altibajos. Entonces, yo estaré ahí para sostenerte y apoyarte. 

Mi propuesta es una metodología práctica basada en la meditación, el diálogo reflexivo, el re-enmarque de historias y la respiración consciente. Trabajo con las herramientas The Work de Byron Katie, Mindfulness y Coaching. No se trata de una terapia, sino de un método que funciona, donde lo inconsciente se vuelve consciente. 

El valor diferencial de esta metodología es que genera un despertar amable y suave, como se abren los pétalos bajo el sol tras el duro invierno. Y lo mejor es que tras un poco de práctica podrás aplicartelo a ti misma cuando lo necesites convirtiéndote en tu maestra, tu propia “terapeuta”. 

 Mi meta es que saques el máximo partido de mis servicios y que sea una inversión que te sirva de por vida.

 

Descubre más sobre mis servicios: 

Dejar de sufrir 

Ser más feliz 

Cómo dejar de sufrir y ser más feliz 

Pin It on Pinterest