La mente no es tu enemiga

La mente no es tu enemiga

«¿Quién es tu enemiga? La mente es tu enemiga. Nadie te puede hacer más daño que tu propia mente sin domar. Y ¿quién es tu amiga? La mente es tu amiga. Nadie puede ayudarte más que tu propia mente -cuando es entrenada con sabiduría- ni siquiera tu propia madre y...

Pin It on Pinterest